mi primera pagina

FUTBOL

DE PLAYA

Amonestación con tarjeta amarilla por celebrar un gol quitándose la camiseta. En el fútbol playa hay tres tiempos de doce minutos. El reloj se para cuando el árbitro señala un tiro libre directo, un penalti, o cuando un jugador está perdiendo tiempo. Todos los tiros libres son directos. Cuando se saca un tiro libre, ningún jugador, excepto el portero, se podrá situar en el ángulo entre los palos y la pelota. Es decir, no existe la barrera. Si un jugador ve la segunda tarjeta amarilla, se le mostrará la tarjeta azul, que dará lugar a la expulsión durante dos minutos del terreno de juego. La tarjeta roja se mostrará si un jugador recibe una segunda tarjeta azul. El saque de banda se puede realizar tanto con las manos como con los pies. Los lanzamientos de penaltis se deciden a muerte súbita. Como en el fútbol normal, el balón no se puede tocar con la mano a excepción de los porteros o si se tiene que sacar de banda.